divendres, 7 de març de 2014

Leocadia Gómez

Esta es una entrada que estaba pendiente desde hace tres años. La hago ahora para participar, a mi manera, en el proyecto #100mujeres10 en Twitter, promovido por del IES Bergidum . No es exactamente lo que se pretendía en el proyecto, pero me da igual.

Os presento a Leocadia Gómez, su perfil en la red genoom

¿Quién le iba a decir a ella que iba a tener un perfil en las redes sociales?

Nació en Navalmanzano (Segovia), a los 20 años se casó con Emiliano, que había perdido un brazo en la guerra civil, en el bando ganador, y le habían dado un trabajo de alguacil en su pueblo, Mudrián. A siete quilómetros de Navalmanzano.

Evidentemente, la pareja era afecta al régimen, Leocadia era hija de albañil, pero su familia era más devota ¿Ahora sería democristiana?. Emiliano, hijo de jornalero, era afecto probablemente por casualidad. Se fué a la guerra, perdió un brazo y marcó su destino a la sombra del régimen. Pensión del ejercito y trabajo en el ayuntamiento.

Pero... estabamos hablando de Leocadia. Siempre fué ama de casa, como las mujeres de su época, no podría haber sido de otra manera. Desde que se casó y hasta los 43 años tubo 11 hijos. Yo soy el décimo. El que está agarrado al único brazo de Emiliano. Somos los seis últimos, en la correspondiente foto del carnet de familia numerosas que había que renovar al nacer mi hermano Fernando. A esta foto se sumarian los hermanos mayores en fotos individuales. No estaban para la foto porque ya trabajaban en Segovia.



 Esta foto es la última boda de una nieta a la que asistió antes de morir.


En la foto solo se ve a una parte, los demás estamos detrás de la cámara.

¿Que por qué salgo ahora con este homenaje?

Bien, una de las cosas que recuerdo de mi madre es que, siendo ya adulto, en una conversación de una noche de verano, me comentó que no pudo dejar de tener hijos porque no sabía cómo. Imagináos, yo soy el décimo. Evidentemente, mi madre me quería, y yo a ella, pero si hubiese estado informada y hubiese podido decidir, no me habría tenido.

Asi que, como para que venga el Sr Gallardón a convencerme de que su ley del aborto y su política reproductiva es sana y saludable. ¡Anda ya!!

Por lo que respecta a la información, por mi parte no quedará. La decisión es de las mujeres.