dimecres, 14 d’octubre de 2009

La vacuna de la SIDA

Com que Yulieht no s'atrevia a escriure ella directament, m'ha enviat aquest article per correu electrònic. Llegiu els comentaris.

La vacuna contra el sida

A pesar del miedo al contagio casual con el virus VIH, el riesgo de infección se elimina casi completamente siguiendo precauciones simples y evitando la transfusión de sangre y el compartir jeringas.
La única causa de la transmisión es el intercambio de fluidos corporales, en particular la sangre y las secreciones. Desde el momento del contagio, el VIH consigue aniquilar rápidamente a las células que le atacan al tiempo que introduce su material genético en otras para evitar ser alcanzado por el ataque inmunológico del sujeto. Además la plasticidad de este microorganismo le permite mutar con cierta regularidad para adaptarse a nuevas agresiones, incluidas las de los fármacos que se dirijan contra él.
Los cientificos estadounidenses dan un paso hacia la vacuna del sida dando (así) una esperanza de vida
Los primates, infectados con un virus similar al VIH, que fueron inoculados sobrevivieron hasta 900 días, mientras que aquellos monos a los que no se dio la dosis murieron alrededor de 300 días después de haber desarrollado la enfermedad.La vacuna no sirve para prevenir la infección, aunque sí podría ayudar a alargar la esperanza de vida de las personas con sida. Sin embargo, lo más importante de este experimento, cuyo autor es el doctor Norman Letvin de la Universidad de Harvad en Boston, es que supone un paso adelante en el camino hacia la vacuna definitiva.Según Alejandro Piris, investigador del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, es posible que se encuentre el medicamento definitivo contra el sida en unos años debido a la gran cantidad de dinero y tiempo que se invierte en su búsqueda». Sin embargo aunque hay trabajos avanzados, los científicos prefieren no revelar datos y seguir investigado. Esta capacidad para hacerse diferente y mutar y el hecho de que se han identificado tres variantes de VIH cada una de las cuales con sus correspondientes subtipos, aleja aún más el objetivo de conseguir una vacuna simple como en otras enfermedades. Sobre todo teniendo en cuenta que diferentes regiones del mundo cuentan con virus distintos que requerirían vacunas diferentes y una vigilancia similar a la que se realiza para las campañas de vacunación de la gripe en las que periódicamente se modifica la composición de la inmunización.
Ninguna de las invetigaciones está dirigida a prevenir la enfermedad sino a estimular las defensas de los pacientes ya infectados. La estrategia de los métodos que se están evaluando es estimular el sistema inmunológico de los enfermos para identificar y matar a las células del organismo en las que se esconde el VIH. De esta forma se conseguiría reducir drásticamente la multiplicación del virus y se retrasaría mucho la progresión de la enfermedad.
Aunque los expertos no se han dado por vencidos en el desarrollo de una verdadera inmunización, este tipo de alternativa, llamada vacuna terapeutica ayudaría por lo menos a reducir el número de muertos y sujetos en situación de enfermedad crónica grave que el sida produce en estos momentos.

1 comentari:

  1. Gràcies Yulieht per ser la primera en entregar el treball açò et proporciona bona nota.
    Però has d'intentar afegir la bibliografia, donar referències d'on has tret el que has escrit, si has resumit l'article o simplement l'has copiat.

    Explica'ns-ho en un altre comentari. Apreta on posa comentaris i escriu-ho.

    També estaria bé per als següents treball afegir alguna il·lustració, alguna foto, dibuix, etc.

    ResponElimina